Matías Herrera Córdoba opina sobre cineclubismo

by
Matías Herrera Córdoba es realizador cinematográfico. Su última película, Criada, formó parte de la Competencia Nacional del último BAFICI. Su película Mis pies (2006) formó parte de las exhibiciones correspondientes a la Semana del Cineclubismo en Córdoba. Matías colabora activa y habitualmente con el trabajo que realiza el Cineclub La Quimera. Roger Alan Koza lo entrevistó extensamente aquí. Puede encontrarse más información aquí.

Matías Herrera Córdoba y Julia Pesce (productora de Criada)

Matías Herrera Córdoba y Julia Pesce (asistenta de dirección en Criada)

Me es muy difícil pensar en un cineclub sin que se me vengan a la mente los espectadores que vi pasar por La Quimera, también sin pensarme como espectador que soy. Somos muchos los que trabajamos para poder hacer que en la oscuridad de un lugar aparezcan imágenes que muchas veces nos hacen sentir extrañamente más humanos. El cineclubismo, por ser, en la mayoría de los casos, una actividad que intenta hacer de las personas espectadores y no consumidores, por depender solamente de la curiosidad de los curiosos que quieren intentar experimentar algo nuevo, distinto, o entregarse al cine como quien se entrega al sueño, es que se convierte en un lugar hecho por los espectadores y no por quienes trabajamos. El cineclubismo no depende de la cantidad. Muchas veces me sudedió estar en funciones donde somos muy pocos, que el film termina y nadie se levanta, la sensación es que permanecemos en ese abismo entre el film y la realidad. ¿De qué se trata este abismo? Sólo un espectador de cineclubes lo puede sentir, e incluso no en todas las películas que proyectamos. Existe una idea equivocada donde se cree que a los cineclubes sólo van cinéfilos. Realmente no formaría parte de este espacio si esto sucediera. Y entonces discuto y cuestiono a los programadores cuando proyectan a directores y no films.

Cuando comenzé la carrera de cine, realmente no veía tantos films como mis compañeros. Aún hoy en día me sucede, no veo mucho cine, pero no puedo negar que soy parte del cine que vi. Que los cineclubes me ayudaron a pensar en el cine.

Hoy en día hacer cine es mi manera de ver, de pensar, de sentir. Ser espectador de cineclub es cuestionarme, creer, compartir… así cada vez que la sala está a oscuras y sólo la luz da forma comenzamos todos a vivir en el mismo lugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: