10/7 – LA NOCHE DEL CAZADOR en CINÉFILO BAR

by

21 HS. – CINÉFILO BAR – BV. SAN JUAN 1020, CÓRDOBA CAPITAL

Finale para el ciclo de Jia en La Noche del Cazador

“Jia Zhang-ke: Los escombros del mundo”

still-life-01

Naturaleza muerta, de Jia Zhang-ke (China, 2006, 111 min.)

Postal de un presente en escombros

“Los grandes cineastas (sobre todo los inventores) sólo tienen una idea. Una idea fija que les permite seguir su camino y, al hacerlo, cruzar por un paisaje siempre nuevo e interesante. El precio: una cierta soledad”.
Sergey Daney, “Cine, arte del presente”

Pensar en la filmografía del director chino más importante de la Sexta Generación, Jia Zhang-ke, es pensar en términos históricos. Una filmografía que ha puesto en imágenes las transformaciones de China en los últimos 20 años. La idea de dejar constancia de lo sucedido, de un pasado más presente que remoto, atraviesa sus films.Es una batalla contra el olvido, el abandono, y la demolición de la Historia.

Naturaleza Muerta (2006) es el penúltimo film realizado por Jia Zhang-Ke, cuya presencia en el Festival de Cine de Venecia fue prácticamente invisible, hasta (sorpresa para muchos) que ganó el León de Oro. También es la única película de este director que se ha editado en nuestro país, la cual incluye el documental Dong sobre el pintor Liu Xiaodong. Asimismo, es el segundo film de este director realizado con la aprobación oficial del gobierno chino (el primero fue El Mundo, los anteriores fueron censurados, y sólo lograron su exihibición en circuitos internacionales).

La excusa de Naturaleza Muerta es una búsqueda: un hombre que pregunta por el paradero de su hija, y una mujer que indaga sobre el de su esposo. Ambos provienen de Shanxi, (provincia natal de Jia Zhang-ke) y se encuentran en Fengjie, locación en la que tiene lugar la construcción de una gran represa. No obstante, será el sonido persistente de mazas y sirenas de buques lo que anticipará a los verdaderos actores del film: las migraciones y la demolición.

El travelling que da inicio al film ya lo pronostica: un barco repleto de personas –agobiadas por la constante humedad del ambiente-  aguarda por su arribo a tierra firme (una imagen que recuerda a la de los inmigrantes europeos a mediados del siglo XX partiendo a hacer l’amèrica). El negocio millonario de la construcción de la represa “Las Tres Gargantas” ofrece nuevos empleos en el ámbito de la construcción: la demolición de una aldea con más de 2000 años de historia. A través de planos generales y la profundidad de campo, Jia convierte en una cuestión ineludible  aquel escenario de escombros, de despojos, y de ausencias.

La lógica invisible que sostiene la visibilidad del (montado) espectáculo globalizado, como bien ha dejado asentado Jia en El Mundo; nuevamente es planteada en Naturaleza Muerta. Aquí asistimos a los prolegómenos de una transformación que adquiere características similares (por lo espectacular) a las del parque temático de Beijing; poniendo de manifiesto, a su vez, las consecuencias de este ‘nuevo orden mundial’.

Pero no solamente es el paisaje aquello que se modifica. Una mirada retrospectiva sobre las películas que conforman la obra de este auteur, transluce los diferentes rumbos que han adoptado las vidas de sus personajes. Y esta decisión se traduce en una de las tesis fundamentales de Jia, es decir, mostrar cómo determinadas coordenadas (económicas, políticas y sociales, la historia de China) condicionan y estructuran la vida de los (sus) sujetos. Hay una suerte de cierre, de culminación del ciclo de vida de sus personajes. Así, por ejemplo, Sanming –el campesino que traba en la mina de Platform y el tío que se hace cargo de la muerte de Hermanita en El Mundo- en Naturaleza Muerta se dedica a la demolición de edificios de Fenjgie, pero un suceso determinará el fin de su estadía y el regreso a Shanxi. Lo mismo ocurrre con Zhao Tao, quien se inicia con el grupo de teatro maoísta en Platform, luego interpreta a una prostituta en Unknown Pleasures y a una bailarina en El Mundo; para finalizar divorciada de un líder del Partido y con rumbo a Shangai en Naturaleza Muerta. Wang Hongwei es el otro caso: de carterista en Xiao Wu, a compañero del grupo de Tao en Platform, prestamista en Unknown Pleasures para, posteriormente, convertirse en arqueólogo del gobierno (cuyo personaje se encarga de preservar el patrimonio milenario en un contexto de constante destrucción de la Historia).

La progresiva fragilidad de los vínculos como síntoma de un tiempo, es precisada por Jia en sus films. En Naturaleza Muerta observamos su apoteosis, su inconsistencia en un escenario individualizado, desintegrado, sin espacio para las relaciones interpersonales.  Sin embargo, elementos como los cigarrillos, los caramelos Toffee, o el licor, permiten recuperar cierto espíritu comunitario, de nexo, aunque su naturaleza sea provisoria. Ofrecer un cigarrillo a un compañero bastará para establecer un diálogo, un intercambio.

¿Cómo filmar la muerte? ¿Cómo poner en imágenes algo que nunca se termina de comprender del todo? Al igual que en El Mundo, en Naturaleza Muerta la muerte se nos muestra desprovista de artificios, música y ornamentos. Es solitaria (su noticia siempre llega tarde), anónima, y su costo es la vida misma para quién no tiene nada más que perder.

En el último plano del film vemos a Sanming en contrapicado, mientras observa el cielo: un equilibrista cruza la soga que une a dos edificios. El presente inestable de Sanming y tantos otros como él, podrá ser la continuación de la vida (Still Life) o su inanimidad (Naturaleza Muerta).

Eva Cáceres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: