5/8 – CINECLUB DE LA TRAPALANDA en Río Cuarto

by

Centro Cultural Trapalanda, Colón 149 – Río Cuarto

21 – El país del diablo, de Andrés Di Tella (Argentina, 2008, 75 min.) (Políticas en cuestión)

El ‘diablo’ que termina la vida…

El Jefe Seattle de la tribu Suwamisch de los territorios del noroeste de los Estados Unidos que ahora forman el estado de Washington, envió en 1855 una carta al presidente Franklin Pierce: ‘El Gran Jefe en Washington manda decir que desea comprar nuestras tierras. El Gran Jefe también nos envía palabras de amistad y buena voluntad. Apreciamos esta gentileza porque sabemos que poca falta le hace, en cambio, nuestra amistad. Vamos a considerar su oferta, pues sabemos que, de no hacerlo, el hombre blanco podrá venir con sus armas de fuego y tomarse nuestras tierras…’

En 2009, 154 años después en Argentina, Andrés Di Tella, guiando su camioneta y un equipo de filmación, se traslada al sur de la provincia de Buenos Aires para encontrarse con ‘el país del diablo’, detrás de una zanja que pretendió separar uno y otro país, a los largo de casi 600 kilómetros, desde la Cordillera hasta el Atlántico. Muchos testimonios, luces y sombras de una historia que nació con la Conquista del Desierto: quitar las tierras que eran de los ranqueles. Recopilar cadáveres que servían para vestir museos europeos y comparar las ‘diferencias’ entre el cráneo indígena y el europeo, fue un buen ‘intercambio’ de culturas. Cartas manuscritas de Ceferino Namuncurá, centenas de cráneos, una geografía vacía de sus habitantes originales, mientras la camioneta busca en la noche chanchos jabalíes para cazar.  Cuántas injusticias en nombre de la civilización! Hasta un billete de $ 100 lleva el rostro de uno de los asesinos de la patria: Julio Argentino Roca. Rastreando nuestra identidad ‘comienza el sobrevivir’ y es la cámara del cine que, con vergüenza pero gozosa a la vez, busca esa identidad extraviada en lo entrañable de la tierra o en los armarios repletos de cráneos indígenas numerados para el museo. Abrir puertas a la vida, revisar una y otra vez los mapas que nos lleve a la verdad de la tragedia argentina, es el cometido de este documental que Di Tella, involucrándose, logra recordar ese reclamo similar al de aquel Jefe Seatle, bien al norte del continente.

Juan José Gorasurreta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: